Los robots industriales son máquinas increíbles, delicadas y poderosas a la vez, y hay ingenieros que quieren domar su precisión para transformarlos en herramientas más capaces, o al menos, demostrarnos que podemos interactuar con ellas de una forma diferente.

La actividad de un brazo robótico dentro de una fábrica es repetitiva y predecible, por lo tanto también lo es la forma en la que nos comunicamos con él, ya que no hay demasiado que contarle o mandarle. ¿Qué pasa si introducimos gestos en esta interacción?

Un robot que pesa media tonelada respondiendo a nuestros movimientos como un perrito

La ingeniera y diseñadora Madaline Gannon ha desarrollado Quipt, un lenguaje de control – software – basado en gestos que trabaja en esta dirección.

Con Quipt podemos “manejar” robots industriales de forma fluida, con el simple movimiento de nuestras manos. En el siguiente vídeo podemos ver como los robots actúan de una forma completamente distinta a la habitual:

Además del software desarrollado por Madaline, hacen falta unos marcadores que se colocan en la mano de la persona que va a interactuar con los robots. También es necesario un sistema de reconocimiento en los robots – cámaras -, para responder con rapidez a esos movimientos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s