Cuando ya está todo a punto para la primera edición de la feriaAVMEXPERIENCE (Audio, Video Multimedia Experience), que se celebra en el Hotel NH Collection Eurobuilding, de Madrid, son muchos los dispositivos que llaman la atención. Entre ellos, la última propuesta de la firma danesa Clint, que mostrará sus altavoces inalámbricos de diseño Freya.

Y es que, en medio de una amplísima oferta de altavoces Bluetooth y Wifi para conectar a «smartphones» y tablets, los Freya de Clint llaman destacan tanto por su sobrio diseño como por sus sorprendentes prestaciones.

Para empezar, el altavoz, de forma cilíndrica, tiene un tamaño muy reducido (10 centímetros de ancho por 21 centímeros de alto) y un peso de apenas 920 gramos, lo que facilita su transporte y colocación en cualquier parte, tanto en interiores como en exterior. En segundo lugar, no es necesario conectar ningún cable (excepto para cargar su batería de 2.200 miliamperios).

Basta con colocarlo donde queramos y encenderlo. Su autonomía nominal es de 7 horas, pero lo cierto es que dura mucho más. En las pruebas realizadas el dispositivo seguía funcionando sin problemas doce horas después de encenderlo.

Los materiales de construcción son plástico en la zona superior y metal en su parte inferior. El tacto resulta muy agradable y da la sensación de resistencia. Los botones se sitúan arriba, de forma que su manejo resulta sencillo. En la parte trasera, encontramos una entrada USB, un puertomini-jack de 3,5 milímetros y un botón para vincularlo de forma inalámbrica.

Y esa es precisamente la mayor baza de estos altavoces. De hecho, si tenemos dos en lugar de uno solo, podremos vincularlos entre sí con sólo tocar ese botón, momento a partir del cual funcionarán en estéreo. La conexión entre ambos altavoces se lleva a cabo a través de Bluetooth, y lo único que tenemos que hacer es decidir, al principio, cuál de los dos altavoces será el que mande. Es decir, desde cuál queremos controlar el volumen y los demás comandos. Por supuesto, los altavoces pueden vincularse a dispositivos con los principales sistemas operativos: iOS, Android y Windows.

Cada altavoz tiene una potencia nominal de 7 vatios, pero escuchándolos (especialmente si tenemos dos) parece muy superior. La calidad del sonido es óptima y no hay distorsión ni siquiera con el volumen muy alto. El fabricante recomienda no separar ambos altavoces más de ocho metros, lo cual es más que suficiente para «inundar» de música cualquier habitación o salón. Incluso los graves (siempre muy limitados en este tipo de pequeños altavoces) suenan realmente bien.

En resumen, los Clint Freya lo tienen todo para quienes buscan un excelente sonido en unos altavoces inalámbricos. Su precio es de 179 euros (cada altavoz), así que si queremos disfrutar de las bondades del sonido en estéreo será necesario comprar dos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s